Fútbol americano: el deporte más lucrativo del mundo

by / 0 Comments / 90 Lecturas / 30 julio, 2013

La NFL ingresa unos 10.000 millones de dólares al año, lo que son unos 8.900 millones de euros. Esta cifra deja un poco escasos los 450 millones de euros que genera de manera anual la Liga de Fútbol Profesional española, que aún así es la segunda con más beneficios de todo el continente europeo.

A comienzos de febrero hubo un evento que consiguió reunir a más de 114 millones de espectadores. Su retransmisión es el programa más visto de la historia de la televisión y su repercusión a nivel mundial es tan grande que son muy pocos los que nunca han escuchado el término Super Bowl, aunque no tengan ni idea de lo que es el fútbol americano.

Y es que la final de la Liga de Futbol Nacional (NFL) estadounidense es la unión perfecta entre deporte, espectáculo, marketing y dinero. Porque no podemos engañarnos, si algo genera tal concentración de personas es un valor monetario. TEXTO ALBA HERRERUELA

Uno de cada tres estadounidenses vio el encuentro del pasado 2 de febrero entre los New England Patriots y los Seattle Seahawks. Pese a que se emite en la NBC, una cadena pública, el acto es un filón para las marcas que llegan a pagar hasta 100.000 dólares por la emisión de sus promociones durante el partido. Se trata de un pastel muy repartido en el que incluso los sellos discográficos tienen una importante repercusión. Cada año, durante el descanso del partido un artista internacional actúa como parte del show. Este año Katy Perry apareció sobre un gigantesco tigre metálico interpretando su “Roar”, acompañada después por Lenny Kravitz a quien en junio tendremos la oportunidad de ver en Asturias con su visita al palacio de los deportes “Adolfo Suárez” de Gijón el 18 de julio. El año pasado tocó Bruno Mars y si echamos la vista atrás, podemos encontrar entre las imágenes nombres tan destacados como Beyonce, Madonna, Paul McCartney, Bruce Stringsteen, Rolling Stones o incluso un Michael Jackson que, en 1993, concentró su talento en esos trece minutos para dar una de sus mejores actuaciones y demostrar al mundo que se puede hacer espectáculo con solo estar parado delante de miles de personas. Otro tema es que talento tal, lo tenía Michael y cuatro más.

Entre contratos publicitarios, audiencias, las 150.000 personas que se desplazaron a Indianápolis durante esos días y los 645 millones de dólares (490 millones de euros) que dejaron en la capital del estado de Indiana, etc. los datos convierten el fútbol americano en el deporte más lucrativo.

La NFL ingresa unos 10.000 millones de dólares al año, lo que son unos 8.900 millones de euros. Esta cifra deja un poco escasos los 450 millones de euros que genera de manera anual la Liga de Fútbol Profesional española, que aún así es la segunda con más beneficios de todo el continente europeo.

Se trata de un campo en el que la estrategia juega en el equipo titular y se aplica en las maniobras de promoción y en las que se realizan sobre el césped. Los equipos pueden llegar a los 70 integrantes que cubren diferentes posiciones para las que se buscan diversos perfiles físicos; desde los delgados y rápidos, hasta los más corpulentos que puedan frenar las ofensivas rivales. Hay varias modalidades, pero la más importante y la que se muestra en la Super Bowl es la de once contra once.

En el fútbol americano el balón puede avanzar con lanzamientos o corriendo con él en las manos y se anota llegando a los extremos del terreno o a través de una portería situada en los mismos. Tras el kick off o chute inicial, el equipo que defiende trata de tener el progreso del balón, cuando lo consiguen aparece una línea figurada llamada de scrimmage, desde la que se cambian las tornas para pasar a una acción de ataque.

La posesión se marca en Downs. Cada equipo dispone de cuatro intentos para avanzar, si lo consigue suma otros cuatro. Se desarrolla en jugadas muy cortas que fragmentan mucho los partidos por lo que éstos pueden llegar incluso hasta las cuatro horas. Según un estudio publicado por el Wall Street Journal, si se contabilizasen los minutos de juego real que se generan durante un partido de fútbol americano, la suma se podría concentrar en 11 minutos.

Esos parones que forman parte de este deporte son uno de los puntos por lo que en España no acabamos de entender la afición norteamericana. Aquí estamos más acostumbrados a las acciones rápidas que definen un buen partido de nuestro fútbol, sin embargo, desde hace un par de décadas son cada vez más los clubes que han traído el balón ovalado a este lado del Atlántico.

Esta temporada, juegan en la Liga Nacional de Fútbol Americano (LNFA) 44 equipos repartidos en tres divisiones: seis en la serie A, diez en la B y 28 en la serie C, que sirve como lanzadera de 9X9 y cantera de desarrollo. Se juega en una primera fase en cinco conferencias territoriales que dan paso a unos playoffs nacionales y al ascenso a serie B. Además hay otras ocho agrupaciones jugando en competiciones territoriales y de 20 equipos cadetes repartidos por toda España. Casi en todas las Comunidades existe representación. Por el momento, los partidos no llegan a Extremadura, Navarra y la Rioja.

En Asturias existen dos ejemplos destacados de fútbol americano: los Gijón Marineers y los Oviedo Madbulls. Ambos equipos están gestionados por la FEFAPA, Federación de Fútbol Americano del Principado de Asturias, que, desde su creación en 2013 enmarca los reglamentos de este deporte en la Comunidad.

Gijón Mariners

Los Gijón Marineers fueron los pioneros en poner atención sobre los cascos, hombreras y demás protecciones en la costa verde. Desde 1997, los pocos aficionados al futbol americano que debía haber entonces por estos lares se juntaban para pachangas que se formalizaron el 12 de abril de 2001 en la playa de Poniente en Gijón. Esa fue la fecha del primer partido de futbol americano con aroma a sidra. Se trata de un deporte al que se llega por dos vías, según explica Enrique Prado, presidente de los Marinees; o bien de la mano de otros deportes de contacto o por aprecio hacia una disciplina que combina trabajo en el gimnasio, una dieta concreta, etc. “Ambas corrientes confluyen ya que sin ellas, no existiría este deporte”, afirma el directivo.

En octubre de 2002 los marineros gijoneses entraron en el registro de Entidades Deportivas con el nombre “Club Deportivo Elemental Gijón Marineers Fútbol Americano”. Dos años más tarde pasan a club básico y en 2005 cambian de la modalidad flag a tackle, donde el contacto es mayor y juegan siete jugadores por equipo. A día de hoy, los Marineers conservan una categoría flag ya que es la indicada para las primeras tomas de contacto con el reglamento. Además, juegan en senior, junior y categoría femenina.

En la temporada 2008, pasaron a la máxima categoría de este deporte en España, terminando con el récord de victorias sobre partidos jugados de la historia de la Liga para un equipo debutante. En 2013 se proclamaron campeones de la Conferencia Norte. Sin embargo, pese a los éxitos cosechados, en 2015 motivos económicos les llevaron a abandonar la serie B y pasar a la C, donde los desplazamientos son más cortos y por tanto, más baratos. “Haber seguido habría supuesto que no hubiera dinero para las otras categorías y lo que se pretendía era crecer como club”, afirma Prado.

El objetivo a perseguir es aumentar las categorías base. Asimismo, los senior se verán reforzados por los junior que cambian de división. En el caso de las chicas, buscan competir también en liga nacional.

Oviedo Madbulls

Por su parte, los Oviedo Madbulls comenzaron más tarde su andadura. Sus primeros touchdowns tuvieron como marco Candás pero una serie de desencantos económicos y la procedencia ovetense de muchos de los integrantes llevaron a trasladarse a la capital asturiana. Los toros locos están conformados por un grupo senior masculino y otro femenino.

Todos son una familia, como ellos mismos se definen, muy involucrada en el desarrollo del fútbol americano en Asturias. En su lustro escaso de andadura han organizado clinics, campus y charlas para que los asturianos y asturianas conozcan este deporte. “Se va generando afición en toda España, por ejemplo organizamos eventos para ver la superbowl, promocionados a través de redes sociales, con lo que vemos un aumento constante de aficionados y aficionadas. También hay cada vez más equipos de flag, con tres femeninos y cuatro masculinos en la región” explica Sergio Muixi, presidente de los Madbulls.

«ESTE DEPORTE ES MÁS QUE 22 TÍOS PEGÁNDOSE”

Para Muixi, el componente principal del fútbol americano es la táctica. “A quien le guste pensar un poco y la estrategia, va a ver que en cuánto profundice un poco, este deporte es más que 22 tíos pegándose –en la máxima categoría profesional-, es un juego de protección lo que genera una importante unión con los compañeros. Además es muy vistoso y tiene incluso un folclore propio”, explica el deportista.

Además, los implicados confiesan que engancha y que quien lo prueba, repite. Por otro lado, entre los objetivos de los toros está crear una escuela de fútbol americano en la región y conformar una categoría junior.

Se trata de una disciplina que puede tener más similitudes con el ajedrez que con el fútbol tradicional que nosotros conocemos. Pese a compartir la mitad del nombre, en el americano priman las jugadas de estrategia que aparecen contempladas en el playbook que define todo lo que ocurre sobre el terreno de juego.

Pese a que los equipos asturianos cuentan con secciones femeninas, no es un deporte que por el momento, practiquen muchas chicas. Ni siquiera en Estados Unidos hay una presencia masiva de féminas sobre los terrenos. No hace ni un par de meses, en abril de este año, Sara Thomas pasó a la historia como la primera mujer acreditada para ser árbitro en la NFL.

Your Commment

Email (will not be published)